Carillas de porcelana

Las carillas cerámicas son unas finas láminas de porcelana, de aproximadamente 0,3-1 mm. de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes. Se unen fuertemente al diente por medio de un adhesivo especial. La unión es tan fuerte que una vez colocadas no se pueden retirar a menos que se rompa la carilla.

Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o formas dentales, confiriendo al diente un aspecto ideal. Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. Prácticamente no hay que reducir el diente para colocarlas.

Muchas personalidades de la vida pública y medios de comunicación hacen uso de este tratamiento dental para conseguir una sonrisa atractiva.

Las carillas de porcelana no cambian de color con el tiempo y necesitan de 2 a 3 visitas para acabar un tratamiento.

Carillas de composite

Las carillas de composite son finas láminas que se hacen con material estético similar al de los empastes. Pueden ser realizadas en una sola visita y son más económicas que las carillas cerámicas.

Los resultados son muy estéticos y duraderos con ambas técnicas, siendo necesaria una consulta para saber si usted es candidato a una u otra técnica. En Clínica Dental San Luis analizaremos su caso y nuestro experto le ofrecerá el tratamiento de carillas dentales en Menorca que mejor se adapte a sus necesidades.